Actualidad

A+ A-

José María Cánovas Vera inició las fiestas con un pregón lleno de alegría, recuerdos y buenos deseos

1669

“Recomiendo que os embriaguéis de amor, música, sueños, besos y risas…” Eso decía, entre otras muchas cosas, José María Cánovas Vera, pregonero de la Fiestas Patronales 2008, desde el balcón principal del Ayuntamiento, el sábado 27, con una liviana lluvia que hizo que la plaza de La Constitución no estuviera, como era de esperar, a rebosar, pero que no impidió a cientos de vecinos acudir a uno de los actos más simbólicos de las fiestas alhameñas.

Cánovas Vera rememoró sus vivencias en su pueblo natal y pronunció un discurso alegre y lleno de emotividad. Abogó por la cultura y la formación humanística en los jóvenes como forma de lograr en ellos los valores más altos, por conseguir una sociedad “de cultura y de ideas”. Pero siempre, su discurso versó entorno a la felicidad, a búsqueda de la felicidad como fin principal de la existencia.

Finalmente, tal y como procedía, el pregonero prendió el cohete que anunciaba el inicio de días de fiesta.

Antes del inicio del pregón, la peña El Cocotazo, quien organiza el acto, entregó al pregonero el tradicional cornetín. Además, el pregonero estuvo acompañado por pregoneros anteriores como Fina Martínez, Mateo García, Fernando Rosa, José Baños Serrano o Ramón Valverde. No faltaron el alcalde del municipio, Juan Romero Cánovas así como la edil de Festejos, María Elena Marín y otros miembros de la Corporación local.

Alhama 29 de septiembre de 2008

Fuente:

Comenta esta noticia en Facebook

Areas relacionadas:

Alhama de Murcia en las Redes

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información