Actualidad

A+ A-

Nueva recogida de datos en la sima del Vapor y el cerro del Castillo

1046
Investigadores de los proyectos Sismosima y GEIs-SUB analizan los datos obtenidos en los últimos meses

La campaña de muestreo en la sima y sus alrededores, correspondiente al mes de julio ha permitido poner en práctica nuevo instrumental para la toma de datos, tanto en el interior de la cueva como en diferentes puntos de la superficie del suelo del cerro del Castillo. 

Las labores realizadas se enmarcan dentro de los proyectos Sismosima, del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), del ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y de la Universidad de Almería, a través del programa ‘Reto’, que trata como objetivo principal estudiar los ecosistemas existente en cuevas de carácter hipogénico. La sima del Vapor, estrechamente asociada a la falla de Alhama, ofrece unas posibilidades únicas a escala mundial para investigar relaciones entre sus emisiones de gases, el comportamiento de la corteza terrestre y las emisiones a la atmósfera principalmente de CO2 y metano.

Ángel Fernández, investigador de la Universidad de Almería sobre estudios de seguimiento y caracterización fisicoquímica de gases de efecto invernadero, y Raúl Pérez, geólogo del IGME, han realizado una campaña exhaustiva de medición de estos gases en distintos ambientes, tanto en el interior de la sima a profundidades entre -80 y -2 metros, como en la superficie del cerro. En ella han obtenido marcas del suelo para analizar en el laboratorio la concentración y la señal isotópica que dará una pista sobre el origen de esos gases y también de los procesos de alteración desde su punto de emisión. Para realizar este proceso se ha utilizado una serie de instrumental de laboratorio adaptado para mediciones en campo, consiguiendo datos en tiempo real de concentraciones de gases. 

En esta nueva campaña se ha utilizado un nuevo equipo espectómetro FTIR que permite analizar otra serie de gases a nivel de pequeñas concentraciones traza y conocer su aporte desde el interior de la sima a la superficie aprovechando la permeabilidad del suelo.

Tras los primeros análisis, el equipo de investigación ha confirmado que el CO2 recogido en superficie es de carácter endógeno, es decir, procede de lo más profundo de la falla de Alhama de Murcia. Además, han comprobado que se produce un consumo de metano que indica la actividad de bacterias metanotrofas que lo oxidan.

Próximamente se espera obtener nuevas interpretaciones de la composición gaseosa de la sima y de la fuente de gases de carácter endógeno asociada a ella.

Comenta esta noticia en Facebook

Alhama de Murcia en las Redes

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información