Actualidad

A+ A-

Las excavaciones arqueológicas en el atrio de San Lázaro sacan a la luz un importante mosaico de época romana que será conservado en el Centro Arqueológico Los Baños

15/01/2008 3402

Durante estos últimos meses se han realizado excavaciones en el atrio de la iglesia de San Lázaro Obispo, fruto de la remodelación urbana de la zona. Dichas excavaciones, según aseguraba esta mañana el concejal de Cultura, Jesús Basauri en rueda de prensa, acompañado por el técnico municipal de Patrimonio, José Baños Serrano, se concluirán en las próximas semanas, a fin de que, la remodelación de la zona esté concluida para la celebración de los desfiles procesionales de Semana Santa.

Con motivo de las obras de remodelación del atrio de la Iglesia de San Lázaro, según el proyecto de la arquitecta municipal Sonia Bedetti, el Ayuntamiento de Alhama de Murcia y el Servicio de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia ha realizado las excavaciones arqueológicas preceptivas que han estado dirigidas por el arqueólogo Ginés José Muñoz Cánovas, la coordinación de la Concejalía de Cultura y Patrimonio y la colaboración del Taller de empleo.

Éstas actuaciones se enmarcan dentro del proyecto de investigación en las zonas de casco antiguo que, sobre nuestro patrimonio, se lleva a cabo en el municipio de Alhama desde los últimos veinte años. Hay que hacer referencia a que, junto a los Baños y el Castillo, la Iglesia de San Lázaro, declarada Bien de Interés Cultural en el año 2005, ha sido el monumento en el que se han realizado más actuaciones arqueológicas ofreciendo una importante documentación arqueológica para la historia de Alhama, hasta el punto de haber documentado en su atrio hallazgos de los últimos dos mil años de historia de la villa, condensados en una profundidad de 1´70 metros desde el pavimento actual y la roca natural.

Los antecedentes fueron la primera excavación en el atrio realizada en el año 1991 con el descubrimiento del primer cementerio cristiano en el siglo XIV, en pleno apogeo de las peregrinaciones a San Lázaro, otras canalizaciones romanas y un osario del siglo XVIII cerca de la puerta de la Hoya. Posteriormente, en 1994, con motivo de la remodelación interior de la Iglesia, se realizó una segunda intervención en la que, junto a los enterramientos, se constataron las estructuras relacionadas con la primitiva iglesia cristiana que bajo la advocación de San Lázaro se había heredado de la Edad Media, la cual había sido remodelada sobre la antigua mezquita de Al-Hamma.

LA ROMANIZACIÓN DEL VALLE. Datos clave en Alhama de Murcia

Durante el año 2007, las excavaciones arqueológicas en Alhama han aportado una importante documentación para la historia del poblamiento romano en el municipio. Sin duda, los hallazgos más importantes desde las excavaciones de las Termas.

Si la villa romana de la Venta Aledo reflejaba como era la ocupación del territorio rural en época altoimperial mostrando como eran las grandes casas de campo con un conjunto de habitaciones en torno a un patio central, el atrium, junto al resto de habitaciones, entre otros restos, etc., las excavaciones del atrio de la Iglesia de San Lázaro han puesto de manifiesto el refinamiento y el lujo de las domus (casas residenciales) urbanas que se extendían en el entorno de las Termas. El hallazgo de pinturas murales en sus habitaciones y de mosaicos en sus pavimentos indica un alto grado de romanización de sus habitantes, similar a otros yacimientos de la Región.

Se trata del primer mosaico, con casi dos mil años de antiguedad que se recupera en Alhama de Murcia, ocupando una habitación con una superficie total de nueve metros cuadrados, de los que se han recuperado seis de ellos, ya que tenía diferentes roturas ocasionadas por la reutilización del espacio en época islámica con la construcción de una casa y de época cristiana con la excavación de una fosa para depositar enterramientos procedentes del interior de la Iglesia, antes de acometer la gran construcción de la iglesia barroca actual en el año 1700.

Las excavaciones se han realizado y financiado conjuntamente por el Ayuntamiento de Alhama y la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma de Murcia participando los técnicos, de ambas administraciones, en todos los planteamientos y proyectos que se han llevado a cabo para su protección, conservación y puesta en valor de los restos arqueológicos.

Las actuaciones, que estarán finalizadas en las próximas semanas, se están llevando a cabo siguiendo las directrices del Servicio de Patrimonio, que tiene las competencias en materia de Bienes de Interés Cultural como es el caso de la Iglesia de San Lázaro y su entorno y, para la realización de las cuales, se han estudiado por parte de ambas administraciones, diferentes proyectos de conservación y musealización de los restos, considerando que la opción más adecuada ha sido la de extracción, restauración del pavimento musivario y de pintura mural y su ubicación en el Centro Arqueológico de Los Baños; por otra parte una vez se haya realizada la extracción de las piezas se procederá a la protección y conservación in situ de todos los restos arquitectónicos, que quedarán protegidos con geotextil, una capa de arena y y otra final de grava, de tal forma que, en un futuro, si las circunstancias asi lo aconsejaran se podría ubicar en su lugar original. Los trabajos de extracción, financiados por la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, se están llevando a cabo por un equipo de restauradores dirigidos por Mónica Blanco, bajo la supervisión de los arqueólogos, basado en la mínima intervención y máxima reversibilidad, siguiendo el proceso de documentación fotográfica, planimétrica, calcos de los pavimentos musivarios y pictóricos, limpieza con esponja natural y agua desmineralizada, preconsolidaciones, despiece y siglado de los restos, para restituir en el laboratorio sobre soporte neutro y ligero para su exposición.

La segunda fase del proceso de musealización es la restitución del mosaico para su exposición en el Centro Arqueológico de Los Baños, junto a las pinturas restauradas, mostrando, en el caso del pavimento, su decoración geométrica de peltas (a modo de media luna) formando un motivo floral con cuadrados en el centro enmarcado en un rectángulo que se une a los enlucidos de las paredes a través de líneas negras espirales, utilizando las teselas, de 1´5 x 1 cm, de caliza, pizarra, etc., siendo éstas de color negro para los dibujos y las blancas y beiges para el relleno; en el caso de la pintura se documenta su gran variedad cromática con motivos geométricos de varios colores, granates, verdes, ocres, etc., que buscan imitar el veteado del mármol.

El análisis de los materiales, junto a la cerámica, nos acerca a una cronología de finales del siglo I d. C. al III d. C.

Con la recuperación de estos restos arqueológicos, el nuevo itinerario cultural del Centro Arqueológico de Los Baños se amplía de esta forma con estos importantes hallazgos que acogen, por una parte, el tramo de unos cinco metros de la galería subterránea que conducía el agua de los baños hasta la balsa del baño, la cual quedará visible en la acera derecha de la calle de la Feria, a la altura de la Casa de Cáritas; de igual forma el área de la casa romana en el atrio dónde, posiblemente se ubique la réplica de las estructuras y el mosaico, la propia Iglesia de San Lázaro, Bien de Interés Cultural y el monumental Centro Arqueológico de Los Baños, frente a cuya puerta principal va a quedar visible un lucernario o pozo de limpieza de la galería subterránea que conducía el agua caliente una vez utilizada en el Baño hasta una balsa o estanque cercano.

Alhama, 15 de enero de 2008

Fuente:

Comenta esta noticia en Facebook

Alhama de Murcia en las Redes

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información