Actualidad

A+ A-

Las lluvias de estos últimos días más el viento, permiten divisar el Valle del Guadalentín desde el Castillo como pocas veces es posible

02/12/2014 2059

Noviembre se ha despedido con una semana genial en cuanto a lluvias. Después de más de un año de no saber lo que es llover y de un especial verano tórrido, el periodo central del otoño nos está dejando un panorama pluviométrico muy alentador. Según AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) en Alhama hemos recogido desde el miércoles pasado un total de 56 litros por metro cuadrado, una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que en tan sólo cinco días hemos recogido más de una cuarta parte del agua caída en nuestro municipio durante todo el año 2013.

Un agua que, por cierto, ha caído de una forma mansa y, en consecuencia, muy bien aprovechada por nuestros cultivos y nuestros montes.

El dato es aún más llamativo si lo situamos dentro de lo que se llama año hidrológico, es decir, el periodo que va desde el 1 de octubre hasta el 30 de septiembre del año siguiente. Bien, pues el año hidrológico 2013-2014 fue especialmente seco para toda la Región de Murcia, registrando la máxima pluviometría en el noroeste murciano, con algo más de 300 litros por metro cuadrado de lluvias acumuladas durante todo ese periodo. Una cifra que, aún superando la media regional de ese mismo periodo (137 l/m2.), queda muy por debajo de los 600 litros que años atrás ha llegado a registrar de media. Sin embargo, lo llamativo de este mismo año hidrológico es lo acaecido en el valle del Guadalentín: desde el 1 de octubre de 2013 hasta el 30 de septiembre de 2014 las lluvias caídas en todo este territorio apenas si pasaron de los 50 litros por metro cuadrado. Con estos datos la cifra de estos últimos cinco días en Alhama vuelve a ser tremendamente relevante, pues equivale a lo que recibimos durante todo el año hidrológico del que hablamos. Cinco días nos han dado lo mismo que doce meses.

Tras la lluvia parece que llega el frío, pero lo caído, ha despejado la atmósfera, que sumado al viento de hoy, ha despejado el horizonte del valle en el que Alhama de Murcia está enclavado.

Esto, ha permitido que desde el Castillo de la localidad se divise nuestro entorno como pocas veces es posible y podamos ver cosas tan lejanas como la Catedral de Murcia o Monteagudo, tal y como pueden verse en las fotografías que esta mañana hemos tomado desde este emblemático lugar.

 

Alhama de Murcia, 2 de diciembre de 2014

 

Comenta esta noticia en Facebook

Areas relacionadas:

Alhama de Murcia en las Redes

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información