Actualidad

A+ A-

Información a la población sobre la oruga procesionaria

1991
Debido a las especiales condiciones climáticas que se están dando en el sureste español, la oruga procesionaria ha adelantado su ciclo vital. El Ayuntamiento de Alhama viene realizando un control de la misma, como se informó hace algunos días. Además, desde la concejalía de Medio Ambiente se exponen una serie de recomendaciones para que la población conozca mejor este insecto y sepa cómo actuar en caso de observación o contacto con el mismo.

¿Qué es la procesionaria?

 Un insecto y además también volador, por paradójico que resulte. El adulto, el que sirve de referencia para caracterizar al bicho, es una mariposa.
 En su ciclo biológico hay un momento de especial relevancia que da nombre común a la especie: el enterramiento en el suelo de la fase gusano se hace en procesión.
 MARIPOSAS. En verano (junio a septiembre) aparecen las mariposas, se aparean y las hembras ponen huevos en las hojas de los árboles. Las orugas nacen unos 30-40 días después.
 ORUGAS. A partir de septiembre las larvas (orugas) se alimentan de las hojas y, con la llegada del invierno, construyen nidos de seda para protegerse del frío. Entre febrero y abril descienden en procesión al suelo para enterrarse y realizar la metamorfosis. La procesión la guía una hembra.
 CRISÁLIDA. Entre abril y junio la crisálida (capullo) sufre la metamorfosis, siempre enterrada.
 MARIPOSAS. A mediados de junio aparecen y repiten el ciclo.
 La procesionaria es un bicho que come pino, con lo cual siempre ha convivido con él. Afecta más a los pinares cuanto más jóvenes, densos y mal plantados y gestionados están.
 El nombre científico es Thaumetopoea pityocampa.


¿Qué riesgos entraña la procesionaria?

 Impacto sobre personas: urticarias y alergias. Las orugas están recubiertas por pelos urticantes que se dispersan con facilidad, tanto al tocarlas como por el viento. Afectan sobre todo a la piel y a las mucosas. En algunas personas desencadenan reacciones alérgicas posteriores. En caso de reacción alérgica, hay que dirigirse al centro médico. 
 Impacto sobre pinares: sobre todo en aquellos repoblados inadecuadamente, sobre suelos pobres, con densidades anómalas y mal gestionados. Los preocupantes, por raro que parezca, no son esos, sino los ubicados dentro de las poblaciones o en su inmediata periferia.
 Impacto sobre los animales: en caso de olfatearla o ingerirla, puede causar infección en la lengua y cavidad bucal. Si ocurre, acudir al veterinario.


¿Cómo actuar ante ella?

 No alarmándose.
 Evitando tocar bolsas y procesiones de gusanos.
 Eliminando directamente las bolsas o matando las orugas en procesión.
 Humedecer siempre la oruga previamente en caso de querer eliminarla para evitar la dispersión de los pelos urticantes.
 Avisar al Ayuntamiento si se detecta en un espacio público para que pueda dirigirse al lugar un profesional y eliminarla.


¿Qué está haciendo el Ayuntamiento?

 Tratamientos preventivos periódicos.
 Seguimiento de pinos y pinadas en espacios públicos y privados dentro de la población.
 Sobre las públicas, eliminación de bolsas al detectarlas.
 Sobre las privadas, requerimiento a sus propietarios.

Comenta esta noticia en Facebook

Alhama de Murcia en las Redes

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información