Actualidad

A+ A-

28 de mayo: Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres

28/05/2020 587
Desde que en 1987 las integrantes de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos acordaron declarar el 28 de mayo como Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, con el propósito de reafirmar el derecho a la salud como un derecho humano al que las mujeres deben acceder sin restricciones o exclusiones de ningún tipo, y a través de todo su ciclo de vida. 

Año tras año, se pueden ver los graves problemas de salud que millones de mujeres sufren en distintos países, debido a la pobreza, la violencia, las guerras, la discriminación y exclusión social ya sea por religión, raza o preferencia sexual.

El Día Internacional de Acción para la Salud de las Mujeres es una fecha emblemática que cada año se celebra para sensibilizar a la población mundial, pero que este año no tendrá ninguna celebración o evento público debido a la pandemia que azota a toda la humanidad, pero hoy más que nunca es importante visibilizar la doble pandemia que sufren las mujeres, ya que además de los impactos directos y devastadores del Covid-19, enfrentan otra pandemia, que sigue estando en la sombra y es la violencia que históricamente ha recaído sobre todas ellas.

Esta crisis sanitaria afecta a la salud de las mujeres de manera muy relevante en varias dimensiones:
  • Los cuidados (esenciales para abordar la pandemia) recaen mayoritariamente en las mujeres, que asumen mayor carga en las tareas domésticas y el cuidado de menores, mayores y personas dependientes. También son mujeres principalmente las personas dedicadas laboralmente al servicio doméstico y de personas dependientes.
  • En un contexto de eventual destrucción de empleo, las mujeres parten de una situación de desigualdad en el mercado de trabajo. Existe una mayor proporción de puestos de trabajo en precario, a tiempo parcial o en la economía informal.
  • Aquellas que están empleadas, muchas no disponen de un trabajo digno y dicha actividad laboral no va acompañada de una corresponsabilidad real que permita la verdadera conciliación.
  • El teletrabajo se ha convertido en una solución para mantener la actividad de forma segura durante el confinamiento, pero hay que visualizar la sobrecarga que supone para las mujeres compatibilizar teletrabajo y el cuidado de la casa y la familia si no existe corresponsabilidad en los hogares o en el caso de las familias monoparentales (la inmensa mayoría encabezadas por mujeres).
  • La violencia de género se ve agravada en contextos de confinamiento como el actual, en los que las mujeres se ven obligadas a convivir con su agresor.
  • Las mujeres migrantes, refugiadas, solicitantes de asilo y retornadas podrían enfrentar mayores riesgos de ser agredidas física, psicológica y sexualmente, debido a la exacerbación de los riesgos, el incremento de la xenofobia, la discriminación, las dificultades de acceso a servicios y la falta de documentación.
  • Las mujeres y niñas con discapacidad enfrentan mayores riesgos de ser víctimas de violencia de género y múltiples formas interseccionales de discriminación, incluyendo el aislamiento social y la pobreza crónica.
  • En todo el mundo las mujeres son el 70% del personal sanitario (enfermeras y auxiliares de enfermería y geriatría principalmente.
  • Al personal médico hay que añadir otras tareas como los servicios de lavandería y cocina en hospitales y residencias y los servicios de limpieza en general, así como el empleo en supermercados y comercios de alimentación, con una abrumadora mayoría femenina.
Todo esto está ocasionando un gran impacto emocional, y también un sobreesfuerzo físico que indudablemente está pasando y pasará factura en la salud de las mujeres.

Entre otras cosas, el sufrimiento psicológico y estrés provocan ansiedad, depresión o insomnio; el aumento de la accidentalidad en los hogares y en los puestos de trabajo; la baja autoestima impide relacionarse saludablemente con otras personas; o el absentismo por trastornos de salud o abandono de puesto de trabajo para no afrontar una situación de acoso diario, etc. 

Desde el Ayuntamiento de Alhama seguimos trabajando el objetivo de que mujeres y hombres tengamos los mismos derechos en la consecución del pleno desarrollo de la salud.

Comenta esta noticia en Facebook

Areas relacionadas:

Alhama de Murcia en las Redes

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información